Cómo usar sales de baño SIN bañera

Cómo usar sales de baño SIN bañera

-¿SIN BAÑERA?

-Sí, sin bañera...

Creo que no hay nada mejor. Y es que para sumergirte en un baño completamente placentero, solo necesitas tus sales de baño favoritas, poner música suave, poner el agua tibia y disfrutar de cómo cada grano de sal toca tu piel y la exfolia por completo.

En este artículo, te guiaremos con el paso a paso de 4 maneras de usar tus sales de baño si NO tienes bañera.

Empezamos:

Como exfoliante, usándolo directo en la piel:

  1. Al terminar de ducharte, agarra un puñito de tu mezcla de sales favorita
  2. Agrega unas cuantas gotas de agua a tu puño con sales
  3. Haz una especie de pastita y divídelo en tus dos manos
  4. Comienza aplicándolo en las zonas de tu cuerpo con muchas impurezas, por ejemplo, la espalda.
  5. Pasa cada grano de sal y sus flores por tu piel hasta que sientas que se disuelven
  6. Respira profundo, cierra los ojos y exhala
  7. Deja actuar por 2 minutos, para que las propiedades de las sales, las flores y de los aceites esenciales entren en los poros de tu piel
  8. Retira las sales con abundante agua mientras masajeas tu cuerpo con suavidad y cariño
  9. y ¡voilà!, tu piel estará limpia de impurezas, renovada e iluminada.

Como reparador y desintoxicante, sumergiendo los pies cansados:

  1. Mete los pies en un recipiente con agua caliente
  2. Agrégale tus sales favorita
  3. Masajea tus pies con las sales
  4. Relájate y disfruta
  5. Déjalo actuar por 25 a 30 minutos y enjuaga.
    (Esto también te puede ayudar muchísimo si tienes los pies hinchados, si sufres de juanetes, mala circulación y de calambres)


Como purificante y desestresante, 
en el manicure y pedicura:

  1. Al hacerte tu manicure y pedicura, agrega un puñito de tus sales favoritas en los recipientes con el agua caliente
  2. Ingresa tus manos y pies, siente como se disuelven las sales, pero las flores quedarán intactas, éstas funcionan perfectamente como texturas desestresantes la cual puedes tocar y estripar en todo tu momento de consentimiento
  3. Relájate, disfruta y percibe los aromas de los aceites esenciales
  4. Enjuaga con agua limpia y seca.
  5. ¡Listo!, tus manos y pies estarán ademas de desintoxicados, estarán super suaves, exfoliados y limpios profundamente.

Como baño de limpieza energética, sí, para limpiar tu energía:

Para nadie es un secreto que las sales de baño son utilizadas para baños de limpieza energética y es que es un limpiador profundo y lleno de múltiples beneficios para limpiar nuestra aura, nuestra energía y elevar nuestra esencia más pura. Quieres más info, haz clic aquí.

  1. Agarra un recipiente y llénalo de agua tibia
  2. Agrega 2 a 3 puñitos de tus sales favoritas
  3. Deja que se disuelvan las sales y mezcla revolviendo con tus manos
  4. Al meterte a bañar, y luego de que te enjabones y estes listo para salir, terminarás tu baño echándote el agua salada del recipiente en todo tu cuerpo.
  5. Mientras el agua recorre todo tu cuerpo, pon tu intención de limpieza profunda energética y deja que el agua salada se lleve todo esa energía negativa que te pesa y te hace vibrar bajo.

¿Te gustó?, ¿Cuál de los 4 formas te gusta más?

A mí, me gusta más la 1. Y es que yo amo sentir cada grano de sal, así puedes disfrutar mejor su aroma y texturas, y lo mejor de todo es que las propiedades infinitas de los aceites esenciales los absorbe tu piel de inmediato.

Te invito a repetir tus baños con sales de 1 a 3 veces por semana, para relajarte, para consentirte, para desintoxicarte, para teletransportarte a Puerto Vallarta ✨🤍🐚☀️ Disfruta y después que lo hagas, te invito a dejarnos tu reseña y valoración en nuestra tienda en línea, de cuál fue tu experiencia con nuestros productos.

 

Báñate con los granos de sales, como sí fuese la arena del mar.

Con amor,
Michelle.